Documentación de la novela: Varsovia

palacio

Los copos de nieve corren en el aire como moscas sin rumbo. En la calle hay -8ºC y de sólo pensarlo, me entra el frío. Así y todo, aprovecho la coyuntura para seguir con las tareas de documentación. Corregir una novela es un proceso tedioso, exigente y aburrido -para qué mentir-, pero parte del proceso. Estos días estoy dejando todo preparado para la salida de El Maestro -uff, sí, la tercera y última parte de El Profesor, quién lo iba a decir, ¿eh?-. Jamás pensé que llegaría tan lejos y, mucho menos, que diría adiós de esta forma a mis personajes.

Varsovia -Polonia en general- me ha servido de atractivo y de escenario para dar vida a esta novela de ficción. Cuando comencé a escribir, tampoco pensé que terminaría escribiendo sobre una ciudad que quedaba tan lejos en el mapa, pero así es la vida, llena de sorpresas.

Processed with VSCOcam with f2 preset

Muchos me preguntan sobre Varsovia. No soy el más adecuado para hablar de ella ya que es una ciudad a la que le guardo mucho respeto, por su historia, su cultura y su forma de ser. Varsovia se hizo a sí misma varias veces, algo complejo de entender cuando se vive en ella varios años.

captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-12-27-18

De lo que sí puedo hablar es de mis lugares favoritos, de los escenarios que he querido que aparecieran -con total libertad- en mi novela.

En El Profesor -primer tomo-, los personajes se dejan arrastrar principalmente por el centro de la ciudad. Entonces vivía allí y todo me servía de inspiración: el Palacio de Cultura y Ciencia (una construcción soviética en toda regla), el Parque Real Lazienki y la calle Marzalkowska. A medida que el libro avanza, León viaja a Sopot y Gdansk, dos ciudades costeras que visité hace años y que recomiendo visitar.

En El Aprendiz, di un giro y regresé a Varsovia, entrando en los barrios más alejados del centro. [CUIDADO SPOILER]

dsc_0532

Cuando León visita a su contacto, todo ocurre en la calle Plocka, una famosa calle del distrito de Wola en el que, por desgracia, sucedieron una de las masacres más importantes de la IIGM en la que los nazis masacraron a miles de polacos.

Otro de los escenarios importantes, es la base militar en el bosque de Kabaty -todavía existente-, donde los polacos desarrollaron Enigma, la máquina que descifraba los mensajes secretos del ejército alemán nazi.

dsc_0525

Para El Maestro, además de Varsovia, también he contado con algunas localizaciones en Breslavia, donde estuve el pasado agosto. Una ciudad bonita con una interesante arquitectura. No obstante, la acción de la novela se centra, una vez más, en la capital del país, sacando a la luz lugares emblemáticos hasta entonces ignorados como la calle Nowy Swiat, la Plaza de Segismundo, la Plaza de las Tres Cruces o la Ciudad Vieja. En uno de los bares actuales de la Ciudad Vieja, León tendrá una importante reunión. Hace unos días, tomé algunas fotos para ilustrarlo.

20170103_162546

Además de tomar notas visuales, documentar una novela ayuda a entender mejor el escenario, las cuestiones de los personajes, el contexto de la historia. No sé si volveré a escribir otra novela ambientada en Varsovia, aunque sí recomiendo visitar la ciudad una vez leídas las tres partes.

Leave A Response

* Denotes Required Field