¿No encuentras tu pasión? Haz más

Este es un artículo corto porque el potente mensaje que quiero compartir desde mi interior es muy simple.

¿Estás haciendo algo?

No me malinterpretes. No soy una de esas personas que dice no tener tiempo para nada y se queja de ello. No.

La pregunta es sencilla: ¿Estás haciendo algo? ¿ESTÁS CREANDO ALGO DE VALOR?

Después de cuatro años, he encontrado la fuente de inspiración en mi vida. Hacer. Hacer cosas que me gustan. Crear algo que dar a otros. Eso es lo que me hace sentir lleno. Entonces, te lo pregunto de nuevo: ¿Estás haciendo algo? Sí, tal vez estés viendo Netflix, bajando las noticias de tus amigos de Facebook, publicando en Twitter qué tal te ha ido el día o comentando lo mal que lo está haciendo el Gobierno de tu país, pero. Eso está bien, pero… ¿Estás poniendo algo de ti ahí fuera?

No me digas que no sabes cuál es tu pasión. Yo tampoco lo sabía. Mi pasión siempre fue la música, tocar en una banda, grabar un disco y salir en la televisión. Y así hice durante un breve espacio de tiempo, hasta que todo se fue al carajo. Esa era mi pasión. Tenía 19 años y todo estaba acabado. Yo también. Ya no podía tocar, no salían las canciones, no tenía banda. ¿Estaba haciendo algo al respecto? No. Entonces comencé a escribir relatos, me apunté a un breve curso de narrativa y empecé una aventura en la que llevo más de cinco años y nueve novelas escritas. No tuve interés algo en escribir nada hasta los 21, hasta que empecé a hacerlo a diario. Así que, ¿estás haciendo algo?

Piénsalo. No sabes por dónde empezar. Busca tiempo y haz algo que te guste, que te haga sentir bien. Después comparte. Crea algo que puedas dar a otros y ponlo ahí fuera. Hoy gracias a internet es posible llegar más lejos que nunca. Hace veinte años, sólo algunos trabajaban a distancia. Hoy puedes vivir de tu negocio en línea sin tener un espacio físico. Pero también puede ser en tu barrio, en tu comunidad. Date paciencia, es una carrera a largo plazo.

Haz algo que te guste. Hazlo de nuevo. Hazlo más. Hazlo todos los días. Hazlo de por vida.

Hay un tipo en internet llamado Gary Vaynerchuk que ha sido una inspiración para mí en las últimas semanas. Él se dedica a otras cosas, pero tiene el mismo leitmotiv que andaba repitiendo: MÁS. MÁS. MÁS.

Y más no significa que hagas muchas cosas a la vez, sino que hagas una, pero que le dediques más tiempo.

Y cuando te des cuenta. Eso que estás haciendo que tanto te gusta, se habrá convertido en tu pasión y posiblemente te recompensen por ello. Sé optimista. La gente compensa por el trabajo bien hecho.

Piénsalo. Cuatro años no son nada. Diez tampoco. No tires la toalla.

Así que, es simple: ¿Estás haciendo algo?

0 Comments