La guía definitiva para escribir en 2019

El año está a punto de terminar y más de una persona se dispondrá a apuntar nuevos propósitos para 2019 que probablemente no llevará a cabo.

Si escribir y publicar está es uno de ellos, he aquí una lista de cosas que deberás tener en cuenta para ahorrar tiempo, disgustos y dinero.

Que estés de acuerdo o no, es otra historia.

Aquí menciono lo que me funciona.

Photo by Chris Curry on Unsplash

Metodología

Escribe un libro. Después, otro.

Por muchas razones, pero la principal es que vivimos en 2018, escribir un libro al año es un error si quieres vivir de esto. El mundo tradicional funciona de otro modo, pero aquí te lo vas a hacer tú, ¿verdad? Echa un vistazo a lo que hay a tu alrededor. Ponte las pilas.

Si no sabes cómo enfrentarte a la página en blanco, prueba mi curso o cualquier otro que te ayude a desarrollar tramas y planificar tu novela.

Crea una maldita lista de correo

El correo está desfasado, el correo ya no lo abre nadie… y podría seguir así dos párrafos más. Pero todos seguimos usando el correo para comunicarnos de forma privada. Así que crea una lista, primero porque es tuya, únicamente tuya. Atrae lectores generando tráfico, regalando un libro y crea tu comunidad. Apóyate con otras redes, pero no dejes de lado tu lista. Si Youtube, Facebook o cualquier otra red cayera, ¿qué te quedaría?

Muestra, no digas

Regla básica de la narrativa que se aplica a tu estrategia. Tus lectores potenciales no están interesados en tu pedantería ni en tu opinión sobre la mayoría de temas. No eres Stephen King ni J.K. Rowling, acéptalo. Sin embargo, tu mejor escaparate es mostrar lo que haces. ¿Escribes novelas? Publica a menudo pequeños relatos. ¿Escribes no ficción? Ofrece artículos que aporten algo, que resuelvan problemas.

¿Dónde? Aquí en Medium, en Facebook, enlazando a Twitter. Ve donde está la gente que LEE, no la que busca ser modelo.

Publica en Amazon

Sí, no te molestes en el resto de plataformas a no ser que la mayoría de tus lectores compren allí. Publica en Amazon tanto en papel como en digital.

Aprende cómo se usa, cómo se maqueta y cómo se publicar.

Hablo de esto aquí.

Planifica cada lanzamiento como una editorial

No, avisar a tus amigos no es suficiente, ni tampoco repetir en Facebook a diario. Eso te frustrará más.

Que sí, que no puedes hacer firmas de libros ni promocionar como los grandes autores… ¿O sí?

¿Un buen lanzamiento?

Toma un calendario, planifica las dos semanas de tu lanzamiento. Por ejemplo, puedes:

  1. Crear expectativa generando dos versiones de la portada y preguntando dos semanas antes cuál gusta más (tus lectores te ayudarán).
  2. Contar mediante artículos de qué trata la novela (durante una semana y media antes del lanzamiento).
  3. Regalar un adelanto la semana anterior al lanzamiento.
  4. Avisar unos días antes para que nadie se lo pierda.
  5. Hacer un Facebook Live el día del lanzamiento con tu audiencia y regalar algunos libros.
  6. Enviar correos el día del lanzamiento anunciando una promoción especial que durará 48 horas.
  7. Reenviar después a aquella gente que no haya abierto o no se haya enterado.
  8. Usar el resto de canales para acercarte a quienes no te siguen por correo.

Por supuesto, no te conviene usar todos los canales el mismo día, sino diversificarlos para que tenga más alcance, pero son algunas prácticas que puedes llevar a cabo si no sabes muy bien cómo planear el lanzamiento de tu libro.

Sé paciente

Plantéate un objetivo realista, lleva un seguimiento de tu trabajo y no te satures.

Mantén el contacto con tus lectores, escribe otro libro, expande tu audiencia, lleva un seguimiento de tu crecimiento.

Recuerda: o crece, o decrece.

Todo lleva tiempo.

Photo by Alexa Mazzarello on Unsplash

Herramientas

Para escribir

Por supuesto, vas a escribir como te salga del gaznate, de eso no me cabe duda.

Un ordenador bonito, un escritorio que no necesitas… Todos lo hacemos. Distracciones para no empezar. ¡Ah! ¿Que ya has dicho que estás escribiendo una novela? Haz quince flexiones y vuelve a tu silla.

Cuando te des cuenta de que estás perdiendo demasiado tiempo con la estética y hagas de todo menos teclear, aquí te dejo unas herramientas gratuitas, multiplataforma y fáciles de usar.

¿Por qué no uso MS Word?
Por una sencilla razón: cuesta dinero, se cuelga a menudo y me fastidia perder el trabajo. Si no fuera por esto, estaría en la lista.

Aplicaciones hay de sobra, más de las que necesitamos. Tanto si usas Linux, OS o Windows, existe una gran variedad. ¿Cuál te hará escribir mejor? Ninguna.

Simplifica.

Pero todos usan Scrivener…

Scrivener es una herramienta muy potente (yo la uso), pero lleva tiempo aprender a usarla. No obstante, puedes hacer lo mismo con una hoja de cálculo y un editor de textos.

Mi consejo fácil y rápido

Dropbox o Google Drive conectado a una carpeta de tu escritorio: para hacer copias automáticas de tus obras.

Focus Writer: para escribir sin distracciones en cada sesión.

LibreOffice o Google Docs: para desarrollar tu trabajo.

Mi consejo avanzado: el mismo pero sustituyendo el último punto por Scrivener.

Nota: la mejor forma de editar tu libro en ebook si no tienes mucha idea es a través de Reedsy o exportando con Google Docs.

Para la versión física que da Amazon, abriendo la plantilla en Google Docs te ahorrará el trabajo.

Para diseñar la portada

Si no puedes permitirte un diseño profesional o a alguien en Fiverr, te animo a usar Canva o Adobe Spark.

Photo by Josh Rose on Unsplash

Algunos apuntes

Marca personal

Pero, escucha… yo escribo.

Ya, pero vivimos en la era de internet, de las primeras impresiones.

¿Te crees que a mí me gustan las lentes? Bueno, a veces…

La imagen cuenta, no seas cutre. Hoy todos conocemos a alguien que tiene una cámara profesional.

No necesitas un álbum cada semana, lo tuyo es escribir y no vivir de tu imagen, pero no está de más que, si te buscan, aparezcas bien.

Esto no significa que te pases el día en Instagram. No, no lo hagas.

Y lo mismo con tu página web.

Si no sabes cómo gestionar tu imagen, te recomiendo no opinar demasiado sobre temas que no interesa a quien te lee como, por ejemplo, tus ideas políticas. Sí, a nadie le importan y puedes perder lectores.

Genera contenido interesante, comparte cosas que sumen y no que resten. Saca tu lado rebelde, pero mantente alejado de

No olvides el origen de esto. Céntrate en el maldito libro y su alrededor.

Photo by Carl Heyerdahl on Unsplash

Productividad

Has puesto en práctica todo lo anterior pero eres incapaz de comerte esa rana cada mañana, no pasa nada, no está todo perdido.

Si usas Chrome puedes usar Forest para bloquear las páginas que te distraen.

Si usas macOS puedes usar SelfControl, pero bloqueará tu navegador hasta que pase el tiempo marcado (no importa si reinicias el sistema).

Mantén un ritmo diario, aunque sea corto, de escritura, de palabras mínimas. Empuja todos los días tu historia hacia delante y ejercita el músculo de la creatividad.

Experiencia

Escribir es algo hermoso, así que disfrútalo.

Rompe las reglas, sigue (o no) lo que he dicho antes y busca el modelo que mejor se adapte a tu estilo.

No olvides escribir para ti, pero también para quien te lee.

Publicar y vivir de tus historias en internet no es fácil a simple vista (nada bueno lo es) pero es posible con trabajo y constancia.

Conecta conmigo

Pablo Poveda, periodista y escritor de novelas de ficción. Creo en la cultura libre y sin ataduras. Si te ha gustado este artículo, conectemos: te animo a que te suscribas y descargues gratuitamente una de mis novelas.

Si te interesa la escritura, descubre el curso de escritura que ofrezco para escribir, publicar tu libro en Amazon y lograr tus primeras ventas.

Si te ha gustado, ¿podrías darme unos aplausos para llegar a más gente?

También puedes seguirme en Instagram: @elescritorfantasma

Facebook: /elescritorfant