Labor

Pongo las manos sobre el teclado antes de que salga el sol. Preparo café y tuesto un poco de pan en el que más tarde rocío aceite. A veces siento que hemos perdido la capacidad de sorprendernos, como cuando poníamos un disco, le dábamos al botón del ‘play’ y la música sonaba.

Este año quiero publicar una vez al día. Dejar constancia de que pasé por aquí, de que estuve pensando en algo.

Es hora de cortar madera, de tirar del cable y apagar las notificaciones. De cocinar a fuego lento y dejar de perder el tiempo en artículos de crecimiento personal (ya hemos leído suficientes). Ve a Amazon, toma uno y prepara té. Con eso bastará. Leer es sencillo, lo más complicado es ponerse en marcha.

Mientras tanto, trabajo en la tercera parte de Don, la secuela de ‘Miedo’. Don es un personaje complejo, diferente y más complicado de escribir que otros como Caballero. Cuando me siento con él, tardo días, incluso semanas, en conectar con su psique, en envolverme con su forma de pensar. Escribir sobre un personaje se parece a lo que hacían los soldados en la película ‘Avatar’. Al fin y al cabo es conectar tu mente en otro cuerpo, ya sea imaginario o ficticio. Supongo que cada personaje muestra un espectro interior de mí, un color diferente y, hasta ahora, Don es el que más me cuesta mostrar.

Por otra parte, a partir de hoy, quien esté suscrito a Kindle Unlimited podrá disfrutar de toda la serie completamente gratis. Los primeros tres libros (‘Odio’, ‘Don’, ‘Miedo’) están disponibles para leer en el catálogo de KU.

1 comentario en “Labor”

Los comentarios están cerrados.